Como mejorar una foto borrosa

/ Views: 55561

Como hemos visto en la primera parte de este artículo, cuando una notificación adolezca de defectos que se subyugan en los supuestos de nulidad o de anulabilidad, según los artículos 64.2 y 63.2 respectivamente de la Ley 30/1992 de 26 de noviembre de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común sólo en estos casos es cuando existe un verdadero defecto de forma.

Defectos de forma - aplicación en recursos de multas

Defectos de forma – aplicación en recursos de multas

Ahora veremos unos ejemplos de casos de nulidad de una multa en aplicación de esta ley:

El Artículo 64.2. Extensión de la nulidad o anulabilidad de los actos. En su Apartado 2 nos dice: ”La nulidad o anulabilidad en parte del acto administrativo no implicará la de las partes del mismo independientes de aquélla salvo que la parte viciada sea de tal importancia que sin ella el acto administrativo no hubiera sido dictado”. En realidad esto quiere decir que cuando la notificación carece de los elementos esenciales que establece el artículo 74.2 de la LSV como requisitos de las denuncias es cuando la notificación se puede considerar que adolece de un defecto de forma que puede ser causa de nulidad.

Ejemplos:

  • Notificación donde no se especifica la matrícula del coche ni qué tipo de vehículo es.
  • Notificación donde la matricula que pone en la notificación no se corresponde para nada con la que aparece en la fotografía adjunta y además el vehículo que aparece en la fotografía no es mi vehículo.
  • Cuando no aparece el hecho y parecen todos los datos, menos de qué infracción se trata.

¿Qué tienen en común estos ejemplos? Pues que no podríamos hacer alegaciones en contra sin saber de qué se nos acusa. Imaginad la situación, en la que no se tenga el dato de la matrícula.

Anulabilidad vs Nulidad.  Ejemplos sencillos para identificarlos

El Artículo 63. Anulabilidad de la ley a la que nos referimos expone “No obstante, el defecto de forma sólo determinará la anulabilidad cuando el acto carezca de los requisitos formales indispensables para alcanzar su fin o dé lugar a la indefensión de los interesados.” Es decir, si la finalidad de la notificación es que el administrado quede informado de los extremos de los que habla el Artículo 74.2 de la LSV y tenga datos suficientes como para entenderse, si adolece de alguno de ellos, podemos decir que puede ser susceptible de anulabilidad. Pero hay que especificar que en estos casos se trata de un defecto que puede ser subsanable, es decir, podemos alegar que existe anulabilidad, pero la Administración puede enviarnos una nueva notificación con el dato incorrecto ya corregido y ser perfectamente válida.

Ejemplos:

  • La matricula del vehículo es la 1234HYW y es un Renault clío verde y queremos recurrir porque la matrícula de mi vehículo es la 1234WHY y es un Renault clío verde. En este caso es cierto que hay un error susceptible de que la multa sea anulada, pero que es fácilmente subsanable puesto que si del resto de los elementos podemos deducir que la Administración se ha confundido y ha bailado las letras de mi matrícula, ésta puede perfectamente corregir tal defecto enviando una segunda notificación con la matrícula correcta.
Defecto de forma - error matrícula

Aplicación de defectos de forma por error en la matrícula.

  • Esto mismo puede ocurrir por ejemplo con el modelo del vehículo, que la matrícula sea correcta pero sea un Renault megan verde en lugar de Renault clío verde.

Es decir, todos aquellos errores que sean susceptibles de ser corregidos fácilmente y que del resto de elementos de la notificación se pueda deducir que efectivamente quedamos informados de la infracción no se pueden considerar defectos de forma que puedan anular la multa.

  • Otro ejemplo es cuando nos ponen una fecha imposible: 00/01/0010 a las 00:00h. Es evidente que hay un error pero puede ser que el resto de los elementos de la notificación sean correctos, e igualmente nos envíen una segunda notificación con dicha fecha corregida.
  • No es un defecto de forma, por ejemplo: que en la fotografía no se vea de forma clara la matrícula. Puede ser que dicha copia que nos envían se vea borrosa o no se llegue a alcanzar a ver bien la matrícula, pero sí que se pueda ver que el modelo del vehículo es correcto y que los números de la matricula son correctos. Además es posible que el Organismo disponga de la fotografía original y que ésta sea de mayor calidad y se pueda visualizar claramente la matricula completa.
  • No es un defecto de forma, que en el lugar de los hechos aparezca la calle donde se produjo la infracción pero no el número. Lo mismo ocurre cuando nos dan un tramo de carretera o autovía y nos ponen un punto kilométrico diferente.

En resumen, lo que la gran mayoría entiende como defecto de forma no tiene por qué serlo o puede que lo sea pero no sea susceptible de anulabilidad ni de nulidad. Son tres conceptos jurídicos que se han de conjugar para saber si efectivamente dicha notificación se puede recurrir en base al defecto de forma, y si tal recurso obtendrá un resultado favorable o simplemente conseguiremos que se corrija dicha notificación y nos la notifiquen de nuevo.

Si tienes alguna multa y dudas sobre cómo orientar tu recurso, te recomendamos consultas con un profesional que pueda asesorarte y así evitar que pierdas tu tiempo con un recurso que no prospera o incluso pasarte del plazo para pagar con descuento.

. Jun 25 2015



Related news


Change hair style of photo online
Website templates professional photographers
Kate gosselin bikini photos
Forest of dean photos
Frame your photo free